Cómo contruir una piscina autoinstalable paso a paso

Pasos previos: la licencia o permiso de obra

No todos los terrenos son adecuados para soportar a una piscina o bien, no en todas las fincas se puede construir legalmente. Antes de empezar a planificar alguna instalación, siempre es recomendable informarse sobre la normativa municipal y estudiar la viabilidad de la obra. Para legalizar nuestra piscina debemos pedir una licencia de obra. Para ello, ante todo, necesitamos que un arquitecto nos redacte el proyecto acorde con la normativa y lo entregue en el colegio de arquitectos correspondiente.

Paso 1: La excavación

Si queremos la piscina enterrada, necesitamos un sitio donde enterrarla. El precio de excavación de una piscina depende de las medidas del hoyo, de la zona y de la naturaleza del terreno —cuanto más rocoso, más costará de hacer el agujero, ya que se necesitará maquinaria especial. Así que siempre es mejor pedir un presupuesto a una empresa local antes de empezar el trabajo.

Paso 2: Solera de hormigón y colocación de varillas

Una vez hecho el agujero, rellenamos el fondo con grava y una capa de hormigón armado para conseguir más resistencia y una superficie lo más plana posible. Aunque el fondo y todas las paredes se protegerán con una capa de Geotextil debajo del liner impermeabilizante y ultra-resistente, y que será difícil romperlo, es importante que no queden puntos que puedan poner en peligro el confort y la suavidad del suelo y las paredes de la piscina. Las superficies, mejor lisas.

Nota: las varillas se pueden dejar cosidas al mallazo antes de realizar la solera de hormigón o se pueden taladrar y enganchar a la solera ya terminada.

Paso 3: Colocación de los Aquablock®

Este sin lugar a dudas es uno de los momentos más divertidos y más sencillos. Es como montar un castillo de lego a lo grande.

Estos bloques de EPS sirven de encofrado para nuestra piscina y combinan la suavidad del poliestireno expandido, con la dureza y resistencia del hormigón armado. Para conseguir esto, se instalarán las barras de acero justo después de la primera capa de Aquablock®.

Una vez conseguido estabilidad desde abajo, se siguen poniendo los otros niveles de Aquablock®, siempre incluyendo las barras de acero. A cada nivel, se añade un refuerzo horizontal para perfeccionar la resistencia del hormigón armado.

Colocación de la escalera (kit compact)

Decidimos dónde se van a instalar las escaleras y, si hace falta, montamos primero un nivel o dos de Aquablock®. Antes de poner las escaleras, debemos agujerear la pieza en los puntos indicados para su instalación y se montan los ganchos donde más tarde se introduce una barra de acero, como parte del hormigón armado. La parte frontal de las escaleras debe estar alineada con los Aquablock®, para que nuestra piscina no tenga escalones indeseados.

Paso 4: Relleno de los Aquablock®

Una vez montados todos los Aquablock® y bien atadas las varillas horizontales con las verticales, cortamos las piezas sobresalientes de los bloques (no necesitamos montar más pisos, por lo que ya no son necesarios) y los rellenamos con hormigón para darles la resistencia necesaria. El hormigón debe ser fluido, al no tener la abrasión de la madera o bloques de hormigón, este se esparcirá con facilidad. ¡Cuidado, no se tiene que vibrar! Puede romper el bloque y nos haría perder tiempo.

Además, el hormigón se debe compactar correctamente antes de dejar que fragüe, para que obtenga su máxima resistencia.

Una vez montado todo, debemos medir nuestra piscina y pasar las medidas exactas a vuestro comercial de Kit Mi Piscina. El liner de la piscina os lo hacemos exactamente de las medidas que necesitáis.

Para que el liner se pueda enganchar correctamente, hace falta instalar las piezas de soporte alrededor de toda la piscina. Para ello, taladráis en los puntos indicados para ello, y fijáis los soportes en todo el perímetro.

El kit lleva unos esquineros de EPS que se pueden colocar en la esquina para que descanse mejor el liner y se más fácil de colocar.

Paso 5: Colocación del geotextil y del liner a medida

Una vez hecho el vaso y fraguado el hormigón, veréis que nada tumbará las paredes de vuestra piscina ya. Pasáis al geotextil, que se deberá enganchar de forma que cubra todo el vaso, paredes y fondo.

A continuación, podéis pasar al liner. Empezaréis desplegándolo en el mismo vaso y enganchándolo en uno de los lados, siguiendo poco a poco por todo el perímetro, dejando las escaleras para el final.

Es recomendable empezar a llenar de agua la piscina, para que la misma presión os ayude a estirar el liner y evitar pliegues indeseados.

Alrededor de las escaleras, haremos un corte para poder enganchar el liner en la ranura hecha para este propósito y lo fijamos. No tenéis que hacer más cortes ni agujeros. Todos los conductos se encuentran dentro de la escalera.

Por último: llenar de agua y disfrutar

Calculadora de precios
¡Es muy sencillo! Introduce la medida de la piscina y obtén tu presupuesto sin compromiso.
m
m
m